Cómo decorar tu despacho en casa

Decorar un despacho puede parecer una tarea complicada si nos paramos a pensar en cada detalle a tener en cuenta. Sin embargo, si tenemos en cuenta los puntos clave a la hora de definir nuestro despacho, podemos lograr un resultado espectacular sin apenas esfuerzo. Acompáñanos a lo largo de nuestro artículo para descubrir los secretos para lograr tu despacho de ensueño. ¡Vamos!

Por qué disponer de un despacho en casa

Existen numerosas razones por las que disponer de un estudio o despacho en casa. Bien sea porque requieras continuar el trabajo diario desde casa, que desees teletrabajar, que trabajes en calidad de autónomo o simplemente por reservar un espacio personal, un despacho resulta increíblemente útil.

Las principales ventajas de poseer un despacho en casa es la capacidad de concentración y posibilidad de mantener orden en nuestro trabajo. Cualquiera que haya tratado de trabajar o estudiar desde cualquier otra estancia del hogar podrá constatar lo incómodo y difícil que resulta concentrarse en tales condiciones. Sin embargo, la posibilidad de “aislarnos” del resto de un entorno en el que por norma general nos sentimos más relajados, facilita la tarea.

Esto puede suponer un problema en el caso de no disponer de una habitación dedicada únicamente para esta labor. No obstante, en el presente artículo te ofrecemos algunos consejos para lograr crear “tu pequeña burbuja laboral”. De esta manera, podrás tratar de potenciar el ambiente de trabajo en cualquiera que sea el espacio de que dispongas.

Consejos útiles para decorar tu despacho

Para lograr decorar tu despacho y no caer en el intento, hemos recopilado una serie de útiles consejos que te facilitarán la tarea. Aunque podemos entrar a definir cada detalle, si tienes bajo control los siguientes parámetros, el éxito está garantizado.

El orden ha de prevalecer

Si algo has de conservar en tu espacio de trabajo es sin duda el orden. La capacidad de organizar los procesos de tu trabajo son directamente proporcionales al cuidado que tengas a la hora de mantener un cierto orden en tu despacho. Para ello, es aconsejable que lo dotes de los recursos y mobiliario organizativo que pueda requerir. Estamos hablando de estanterías, baldas, cajoneras, y archivadores de todo tipo.

Como sugerencia, te aconsejamos compartimentar tu espacio de la manera más lógica y coherente con tu trabajo. Por ejemplo, diferenciando entre documentación de proyectos en proceso y terminados, gracias a bandejas. O haciendo uso de estanterías en las que disponer tus archivadores bien catalogados.

Por último, es conveniente almacenar el “material de oficina” que podamos requerir, para mantener despejada el área de trabajo de nuestro escritorio. Sabemos que resulta tentador desplegar un sinfín de notas, bolígrafos, rotuladores, grapadoras y demás. Sin embargo, si dispones de una buena cajonera, podrás continuar teniendo a mano todo el material que requieras, sin que entorpezca tu día a día.

A la hora de decorar tu despacho, el escritorio manda

Por norma general, el despacho gira en torno al escritorio. Es por eso que resulta crucial determinar el tipo de escritorio que más nos convenga. Para ello debemos tener en cuenta el espacio del que disponemos en la estancia, y sobre todo, la actividad que vamos a desarrollar. Por ejemplo, si requerimos una amplia superficie para dibujar, o para desplegar varios aparatos informáticos. No deberías encontrar especial dificultad a la hora de encontrar tu escritorio ideal, dada la gran variedad de tipos y acabados existentes en el mercado. Estos son algunos de los más comunes:

  • Mesas de ordenador independientes: En caso de que únicamente requiramos un mínimo espacio para nuestro ordenador de sobremesa o similar, podemos optar por esta solución. Este tipo de escritorio resulta muy compacto y suele estar dotado de un espacio para el ordenador, así como bandejas extraíbles para teclado y ratón.
  • Escritorios esquineros: Esta es una de las mejores opciones para aprovechar el espacio disponible en estancias reducidas. Suelen disponer de estanterías y baldas adyacentes que te ayudarán a organizar tu trabajo. Resultan muy socorridos a la hora de diseñar un despacho en, por ejemplo, una sala de estar. Esto ayuda a delimitar de manera visual la zona de trabajo de la de relax.
  • Escritorios desplazables: Si no dispones de espacio, la última alternativa quizá sea la de hacerte con un escritorio desplazable. La capacidad de “recogerlos” o incluso de ocultarlos, permite que recuperemos algo de espacio en la estancia al terminar la jornada laboral. Aunque cada vez sean menos comunes, es posible que encuentres alguno que se amolde a tus necesidades.

Dale vida a tu despacho y decora con plantas

No importa si dispones de mucho o poco espacio, un toque vegetal no puede faltar en él. Piensa en incorporar desde una amplia maceta con una resistente planta de interior, que aporte frescura y color a tu despacho, hasta en un diminuto y coqueto cactus junto a tu monitor.

Comodidad ante todo

A menudo tendemos a confundir la relajación con la comodidad. Si bien es cierto que nuestros hogares han de lograr hacernos sentir relajados, en el caso de un despacho esto no resulta tan exacto. Y es que la relajación nos impide sacar el máximo rendimiento laboral. Sin embargo, no podemos dejar de lado la comodidad.

Por ejemplo, resulta tentador trabajar en un despacho desde una cómoda y acogedora butaca de lectura o incluso un puf. Sin embargo, estos muebles no resultan ergonómicos a la hora de desempeñar una labor de oficina, escribir, dibujar o teclear. Además, un exceso de relajación tiende a fomentar el sueño, por lo que las ganas de continuar con nuestro trabajo pueden verse afectadas.

Es por eso que te recomendamos hacerte con una buena silla de oficina para tu despacho. Las sillas para escritorio y oficina resultan ideales para llevar a cabo tu trabajo en despacho. Son ergonómicas, ajustables en altura e inclinación, e incluso disponen de ruedas para poder desplazarte rápidamente hasta el recurso más cercano. Además, puedes optar por sillas con reposabrazos que harán que tus hombros, cuello y espalda descansen como deben. Al final de la jornada laboral, lo agradecerás.

Ilumina tu trabajo

Siempre que sea posible, trata de aprovechar al máximo la luz natural. Trabajar cerca de una ventana o ventanal no solo te aportará tranquilidad y concentración, sino que hará más llevadera tu jornada laboral. Además, conviene poder ventilar con asiduidad la estancia, dada la gran cantidad de horas de uso que acumulará al final del día.

Algo a tener muy en cuenta es la orientación del escritorio con respecto a la luz natural. Evita reflejos en el monitor, disponiéndolo de manera transversal o incluso en sentido contrario a la luz solar. En este último caso, cobra especial sentido el uso de luz artificial adicional.

Al margen de la luz natural, te recomendamos contar con alguna lámpara que ilumine de manera consistente y homogénea tu espacio de trabajo. Puedes optar por alguna lámpara de pie, o incluso alguna de mesa.

Decorar tu despacho: más tuyo que nunca

La decoración y personalización de nuestro despacho no tiene por qué chocar con el orden de este. Por eso, no olvides darle un toque de personalidad a tu puesto de trabajo. Un despacho con un cuadro o foto, nuestro jarrón favorito o incluso un centro de mesa perfumado, pueden hacernos sentir más cómodos. Además, nuestro despacho dice mucho de nosotros mismos, por lo que optar por nuestros colores favoritos a la hora de escoger muebles e incluso dispositivos informáticos puede funcionar. Eso sí, ten especial cuidado a la hora de conjuntar estos con el resto de la decoración.

Conclusión

Como puedes comprobar, decorar tu despacho en casa resulta más sencillo de lo que cabría esperar, si sigues esta serie de sencillos pasos. Te animamos a decorar el tuyo y compartir con nosotros tu experiencia.

Si quieres saber más sobre cómo decorar tu despacho, es posible que te interese nuestro artículo sobre espacios de teletrabajo. Por nuestra parte, no queda más que agradecer tu visita y recordarte que te esperamos en nuestra tienda de muebles en Vitoria-Gasteiz, donde te asesoraremos encantados. ¡Hasta el próximo artículo!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *